En la Escuela Activa Paidós la formación en el área de las ciencias histórico-sociales adopta gran relevancia en el desarrollo cognitivo, afectivo y social de las niñas y los niños que cursan la primaria; de hecho aparece como un elemento constitutivo de la cotidianeidad que se vive en la escuela.

Aprender a respetar y escuchar a los compañeros, sentirse parte de una comunidad, comprender el sentido de las costumbres que nos identifican como mexicanos y mexicanas, escuchar y ser partícipes de las motivaciones que tienen los diversos actores en los acontecimientos del pasado y del presente, comprender las alteraciones en la división política de los países en la última década o aprender a reconocer y aprovechar la diversidad, son algunos de los elementos que a diario regulan las maneras de relacionarse en Paidós y de las interacciones que se establecen con los contenidos de las asignaturas.

Así, en Paidós, la construcción de las nociones de espacio, tiempo y causalidad, de pertenencia y herencia cultural, así como la formación de actitudes y valores para la convivencia, adoptan un significado particular para cada uno de los integrantes de la escuela.

Significado que ofrece la posibilidad de construir una metodología y conocimientos para pensar históricamente. Como dice Hira de Gortari (1998) pensar históricamente se resume en saber dar su dimensión a la historia, no como un conocimiento adicional, sino como una reflexión permanente al interior del conocimiento y de cómo nos situamos en la sociedad. Por esto, en Paidós el trabajo con las y los escolares, no sólo implica reflexionar permanente sobre las diferencias y similitudes en formas de vivir y de pensar de diversos pueblos, lejanos y cercanos en el tiempo y en el espacio. También implica la construcción de habilidades, actitudes, valores y conocimientos necesarios para insertarse al mundo social y cultural al que pertenecen.

En la actualidad la propuesta de enseñanza de la historia de la Escuela Activa Paidós cuenta con diferentes estrategias como la elaboración de historietas, periódicos, conferencias, guiones de teatro, tiras personales e históricas; juicios históricos, sesiones de análisis de videos, escenificaciones dentro del aula y la presentación del teatro histórico. Todas estas acciones se encaminan a desarrollar el pensamiento y la conciencia histórica.

Teatro histórico

En el Proyecto Educativo Paidós el teatro histórico se constituye como uno de los recursos fundamentales para el desarrollo del pensamiento histórico ya que esta actividad involucra la presencia de nociones espaciotemporales, así como de capacidades de empatía y contextualización histórica.

El teatro histórico se presenta a partir del 3° de primaria. El teatro exige a quienes representan un papel lo “vivan” a través del personaje, piensen como él, sientan lo que él siente mientras vive el hecho narrado. El tener que actuar como si fuera un determinado personaje histórico hace que el sujeto aprecie puntos de vista diferentes a los suyos y facilita la capacidad de ponerse en el lugar de los demás, superando así el egocentrismo intelectual que muchas veces es causa de incomprensión de las situaciones históricas. Exige también que alrededor de este hecho narrado se construya un ambiente, el cual implica vestuario, utilería, escenografía, música y luces que hagan creíble lo que se quiere contar.

Todas estas características favorecen la capacidad de representación y de explicación de la realidad social tanto del pasado como del presente y del futuro. Esta actividad reúne diferentes retos para los niños y las niñas, pues la elaboración de guiones y la presentación de los mismos en el escenario demanda un trabajo complejo.